Los agentes esperaban encontrar vivo a Gabriel hasta el último momento