Toda la tripulación del avión de Swiftair era española