Termina la pesadilla de Yamato: el niño abandonado en un bosque vuelve a casa