El fuerte temporal arrasa el Cantábrico