La reina Sofía recibida en Mérida al grito de "¡Sofía la olla está vacía!"