La huelga de profesores tinene más éxito en la periferia de Madrid