Un pescador ruso comparte las imágenes de las criaturas más terroríficas del mar