Segunda aparición pública de la familia real por las calles de Mallorca