El Rey estará entre dos y seis meses de baja, según el médico encargado de la operación