El Rey llama a acoger a los refugiados "en la medida de las capacidades" de cada país