Madrid ignora las propuestas de ahorro de los profesionales de la sanidad