El asesino más buscado de Portugal se entrega ante las cámaras de televisión