El Papa se despedirá el próximo 27 de febrero desde la Basílica de San Pedro