Las mujeres pamplonicas reivindican sus derechos y libertades poco antes del chupinazo