Olas de cinco a ocho metros en el litoral gallego y nieve en la montaña