Pau Pérez, la víctima número 15 de los atentados en Barcelona y Cambrils