Màxim Huerta se despide como “si esto fuera una obra de teatro y cae el telón"