El paseo marítimo de Barcelona, tomado por los manteros