Misión casi imposible: Llegar a Lisboa y encontrar alojamientos