Nuevas lluvias azotan el norte de Texas, dejando al menos 20 muertos