La Infanta depositará esta semana los 587.000 euros que pide el fiscal