En Holanda los hombres se están dando la mano por una buena causa