Gwyneth Paltrow, reina de la cara lavada a sus 44 años