El Gobierno subraya que la malla antitrepa ha frenado la entrada de 1.000 inmigrantes