Éxito de ocupación hotelera en Madrid, Benidorm y Sevilla