La mujer conduciendo y el hombre de copiloto, la combinación más segura