El padre Román niega los abusos sexuales