Bubba, un perro adicto a las drogas con las que traficaba su dueño