Una empresa danesa ofrece un método de ‘autoinseminación’ por menos de 1.000 euros