La Audiencia Nacional concede la nacionalidad a un hombre a quien Justicia se la denegó por no conocer el Camp Nou