El Alzheimer se puede detectar diez años antes de llegar al estado de demencia