El primer ministro chino promete a Zapatero más importaciones