El número de personas hambrientas superará los mil millones de personas