Luxemburgo, ladrón de impuestos en la Europa austera