Un nuevo episodio de violencia extremista en EEUU se salda con 14 detenidos