Una foca burla a la muerte tras huir por la mínima del ataque de un tiburón blanco