17 bomberos para capturar a una serpiente de casi ocho metros