Los cubanos se preparan ante el histórico concierto de los Rolling Stone en La Habana