La Princesa Masako promete luchar contra la depresión que sufre desde hace 10 años