Espectacular final tras una persecución de película en EEUU