El periodista ruso dado por muerto: "Aún sigo vivo, se han quedado con las ganas"