Pega a un niño de siete años con un cinturón hasta 62 veces porque le robó el móvil