Tres muertos y más de 200 heridos en una jornada de tensión en Jerusalén