Los 21 observadores de la ONU retenidos en Siria dicen estar bien