La modelo británica secuestrada se salvó de la esclavitud sexual por ser madre