Las autoridades publican los primeros nombres de las víctimas mortales