Con 11 años, se va a convertir en la madre más joven de Reino Unido