Madeira: cuatro muertos, 25.000 hectáreas quemadas y 1.000 personas evacuadas