Dos gemelos idénticos sobreviven porque se dieron las manos en el útero