A la frenética caza del voto en Francia